Fisioterapia

Neuroma de morton – Metatarsalgia interosea.

Neuroma de Morton – Neuroma interoseo.

Qué es el neuroma de Morton?

neuroma morton - engrosamiento del nervio.

En la imagen se observa el engrosamiento del nervio en el lugar en el que se juntan las dos raices nerviosas que vienen de los dedos. Este engrosamiento se da entre los dos metatarsianos.

El neuroma de Morton es una patologia donde usted tiene un nervio engrosado, que ocurre entre el tercer y cuarto metatarsiano de los pies. Este cruce donde dos nervios se encuentran entre sí, es un gran problema para algunos debido al tamaño más grande que los puntos de encuentro de otros nervios.El Neuroma de Morton también es causada porque el nervio se encuentra dentro del tejido subcutáneo, muy cerca de una arteria y la vena y también por encima de la almohadilla grasa del pie.

Estos neuromas, pueden llegar a ser la creación de algo enredado y agrupado que se asemeja a un tumor benigno. La concentración de los nervios que se conoce como un neuroma. Este síndrome ocurre más en mujeres que en hombres. Lo que en realidad se siente con el neuroma de Morton es un dolor agudo, ardor en la planta del pie o una sensación de ardor y pinchazos en los dedos de los pies, incluso puede sentir entumecimiento a veces.

El Neuroma Morton también recibe los nombres de metatarsalgia de Morton, neuroma intermetatarsiano y también Neuralgia Morton.

Los síntomas del Neuroma de Morton.

Una sensación de ardor en la parte delantera del pie, es uno de los signos evidentes de el sufrimiento de el neuroma de Morton. Ustedneuroma de morton zona de dolorpuede sentirlo al quitarse los zapatos y con el roce de sus piernas. El cojín debajo del metatarsiano, puede llegar a ser extremadamente doloroso al final de un largo día o una sesión de ejercicio intenso. Sin embargo, en casos severos, el dolor, incluso puede suceder cuando usted simplemente esta caminando o incluso cuando está en reposo. El dolor puede ir acompañado de una sensación de adormecimiento cuando está caminando. El entumecimiento puede venir con el dolor o, a veces incluso antes de que el dolor entra en juego.
Tal dolor de los nervios en el pie suele ir acompañado de hormigueo, ardor o entumecimiento. El lugar donde el malestar prevalece es en el punto de encuentro de los dos nervios entre el área de los dedos tercero y cuarto. No hay signos externos visibles de este ya que esto no es realmente un tumor, sino más bien una colección de los nervios inflamados y agrupados. La sensación de una piedra en el zapato o un calcetín arrugado en el zapato es muy común. Aplicar presión a los espacios intermedios entre el tercer y cuarto dedos de los pies puede dar lugar a un fuerte dolor. Algunos estudios han demostrado que neuroma de Morton puede ser tan doloroso como el parto.
En el caso de Neuroma de Morton, el dolor por la noche suele poco frecuente. Los síntomas generalmente no vienen de repente sino que avanzan muy poco a poco. En primer lugar, puede ocurrir solamente cuando usted está usando zapatos incómodos o realiza cualquier actividad demasiado agresivo para el pie. Lo mejor que puede hacer es reunirse con su médico o traumatologo y averiguar si es posible que tenga neuroma de Morton. Le ayudará a detectarlo en la etapa de desarrollo inicial, ya que reduce la necesidad de tratamientos invasivos como la cirugía.

Diagnóstico del Neuroma de Morton

neuroma morton - resonancia magneticaUn dolor en el pie no significa necesariamente que usted tenga neuroma de Morton. Otras patologias similares, como la capsulitis, bursitis intermetatarsiana o enfermedad de Freiberg también podrían dar síntomas similares, como las que se encuentran en el Nueroma de Morton. La verdadera razón de la enfermedad no se sabe hasta ahora, sin embargo, debe ser diagnosticada correctamente.
Hay algunos pasos que normalmente siguen el podólogo o medico para asegurarse de que el dolor que siente en el pie es de un neuroma de Morton. Esto incluye generalmente palpación de la zona para buscar el lugar del dolor. Incluso puede apretar los dedos de lado a lado o tratar de sentir el neuroma presionando con el pulgar entre los espacios del tercer y cuarto metatarsianos.
Una señal segura de que haya un neuroma de Morton es el signo de Mulder, que es realizado por el médico. Para esto el médico le va a palpar el interespacio afectado, con una mano y con la otra mano va a comprimir todo el pie. Si lo hace, usted puede oír un sonido audible – conocido como Mulder. Esto ayudará a asegurarse de que su dolor es claramente de un Neuroma de Morton.
Para asegurarse de que su dolor no es de cualquier tipo de artritis o reumatismo, el médico podría aconsejarle que realice una

radiografía. Esto también ayudará a comprobar si usted tiene cualquier tipo de fractura, así como la densidad de las articulaciones y los huesos. Además puede recomendarle realizar una resonancia magnetica a fin de confirmar que hay un engrosamiento del nervio y una compresión. Esta prueba también ayudará a determinar el tamaño del neuroma y la línea de tratamiento a seguir para el mismo.
También será una gran guía para determinar el tamaño exacto y la posición del neuroma y qué tipo de técnica quirúrgica debe ser utilizada en caso de que sea necesaria.

Tratamiento del Neuroma de Morton

Hay muchas maneras de tratar este doloroso problema en el pie. En las etapas iniciales, el neuroma de Morton se trata simplemente acolchando ligeramente el lugar

neuroma de morton cirugia

de apoyo para dispersar el peso lejos de la neuroma. En los casos en que se ve que el paciente tenga un “pie plano”, se añade un soporte para el arco. Esta forma de tratamiento se conoce como el tratamiento conservador. El médico puede además aconsejar al paciente descansar el pie o cambiar el tipo de zapatos que están siendo usados. Cualquier zapato con un tacón elevado se debe evitar ya que pone una presión adicional sobre los dedos del pie y la zona metatarsiana. Uno masajes regulares con hielo también se pueden prescribir para ayudar a reducir el dolor. Algunos médicos prescriben incluso suaves ejercicios de estiramiento para ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido.
En el marco del tratamiento conservador, si el paciente está con un dolor extremo, se administrara una dosis de anestesia local para ayudar a aliviar el dolor. Si ademas hay una cierta cantidad de la inflamaciones se podrá administrar una dosis de cortisona localmente. La otra opción de tratamiento es utilizar el alcohol para inyecciones esclerosantes. Esto ayudará a endurecer el nervio y alivia el dolor al instante la mayoría de las veces. El tratamiento se continúa por la aplicación de inyecciones cada 7-10 días. En la mayoría de los casos, 4-7 inyecciones pueden ser necesarias en el como máximo. Algunos médicos utilizan una combinación de la terapia del alcohol con corticosteroides para el tratamiento de los nervios de dos maneras diferentes.
En casos extremos en los que los tratamientos anteriores no muestran resultados, el paciente puede ser aconsejado someterse a una cirugía. También en este caso hay dos opciones. Uno es el enfoque dorsal, donde entran a través de la parte superior del pie. También existe el enfoque de plantar, donde se hace la incisión en la parte inferior del pie. Es mejor consultar a su médico acerca de los pros y los contras de cada uno de estos tratamientos y luego seleccione el que más le convenga.

0 Comentarios